Seleccionar página

Sabemos que los tacos altos nos favorecen, nos estilizan. Todo nos queda mejor con un buen par de zapatos altos, y si tenemos una fiesta el 98% de las mujeres sin dudar nos disponemos a usarlos.

Pero ante la perspectiva de estar varias horas subidas a nuestros amados tacos, también nos preocupa no poder aguantarlos. Ampollas, rozaduras y dolor en los pies son cosas bastante frecuentes entre nosotras las mujeres, especialmente si no estamos acostumbradas a usar este tipo de zapatos (y más aún si son nuevos).

Qué hacer entonces?

Si tenes previsto usar zapatos de taco alto,  tené en cuenta los siguientes tips:

  1. Si no usas  tacos altos en forma frecuente, deberías optar por algún modelo que no supere los 7 cm. como máximo, con esa medida tu figura ya se verá mucho más estilizada y te va a resultar más «manejable» llevarlos. Te sugiero también que busques modelos de tacos anchosy vas a tener la comodidad garantizada!
  2. Si los zapatos son nuevos, deberías usarlos en tu casa un ratito cada día, antes de salir con ellos puestos. El pie se tiene que acostumbrar a una nueva forma de caminar que difiere bastante a ir sobre plano (en especial si habitualmente usas calzado bajo).
  3. Estando parada sin moverte durante mucho tiempo es cuando los pies duelen más. Si estás en un evento y tenés que estar parada, probá hacer pequeñas caminatas cada tanto.
  4. Asegurate que los zapatos se ajusten perfectamente a tu pie y no te que te queden ligeramente holgados, porque esto implica un esfuerzo extra para tu pie al tratar de sujetarlos haciendo fuerza con el empeine.
  5. El modelo que más favorece y alarga la pierna es el taco aguja, con todo el empeine al aire. Pero también es el más incómodo. Si no estás muy acostumbrada a usar este tipo de calzado, es mejor usar diseños que se enganchan al tobillo con una pulsera o los que vienen con escote en T. Las tiritas ayudan a sujetar el zapato, y proporcionan alivio extra a tus pies.
  6. Si tenés pensado pasar mucho tiempo con los tacos altos, podés conseguir unas almohadillas se colocan dentro del zapato. Ayudan a aliviar la presión de todo el peso del cuerpo, si bien no son milagrosas, sí son una gran solución para aliviar la incomodidad que se empieza a generar pasadas las primeras horas.
  7. Es importantísimo tener los pies bien hidratadospara evitar las rozaduras. Un remedio casero ­(y muy  eficaz) es untar una crema hidratante en el interior del zapato para que ablande el material.

Tomando en cuenta estos consejos, seguramente vas a poder disfrutar de tus zapatos, y pasarla mejor!